Obras enmarcadas / En Venta /serie incompleta 1 de 2 «El pez en el fondo del espejo»

El pez en el fondo del espejo, tiene relación con una leyenda China conocida como «La leyenda de El tigre del Espejo». es a esta leyenda que Jorge Luis Borges hace referencia en «El libro de los seres imaginarios»  en Animales de los espejos. 

Es de esta leyenda que tomo el nombre para esta obra ya que plantea un universo invisible pero presente, aquel donde nos miramos a nosotros mismos bajo las reglas del tiempo, un tiempo ilusorio y arbitrario. El pez en el fondo del espejo es la señal de que todo tiene que cambiar, que nuestro pasado nos persigue hasta alcanzarnos tarde o temprano, y que no queda mas que mirarnos a nosotros mismos y darnos cuenta que el que está en el espejo no eres tu, es otre, si tu levantas la mano derecha ello levanta la izquierda, no eres tu. Cuando el espejo se rompe lo que se sobreviene es el camino contrario, es volver a tu interior y mirarte desde adentro, es ahí que se generará el cambio.

Animales de los espejos

En algún tomo de las Cartas edificantes y curiosas que aparecieron en París durante la primera mitad del siglo XVII, el P. Zaliinger, de la Compañía de Jesús, proyectó un examen de las ilusiones y errores del vulgo de Cantón; en un censo preliminar anotó que el Pez era un ser fugitivo y resplandeciente que nadie había tocado, pero que muchos pretendían haber visto en el fondo de los espejos. El P. Zallinger murió en 1736 y el trabajo iniciado por su plu-ma quedó inconcluso; ciento cincuenta años después, Herbert Allen Giles tomó la tarea interrumpida. Según Giles, la creencia del Pez es parte de un mito más amplio, que se refiere a la época legendaria del Emperador Amarillo. En aquel tiempo, el mundo de los espejos y el mundo de los hombres no estaban, como ahora, in-comunicados.

Eran, además, muy diversos; no coincidían ni los seres ni los colores ni las formas. Ambos reinos, el especular y el humano, vivían en paz; se entraba y se salía por los espejos. Una no-che, la gente del espejo invadió la tierra. Su fuerza era grande, pero al cabo de sangrientas batallas las artes mágicas del Emperador Amarillo prevalecieron. Éste rechazó a los invasores, los encarceló en los espejos y les impuso la tarea de repetir, como en una especie de sueño, todos los actos de los hombres. Los privó de su fuerza y de su figura y los redujo a meros reflejos serviles. Un día, sin embargo, sacudirán ese letargo mágico. El primero que despertará será el Pez. En el fondo del espejo percibiremos una línea muy tenue y el color de esa línea será un color no parecido a ningún otro. Después, irán despertando las otras formas.

Gradualmente diferirán de nosotros, gradualmente no nos imitarán. Romperán las barreras de vidrio o de metal y esta vez no serán vencidas. Junto a las criaturas de los espejos combatirán las criaturas del agua.

En el Yunnan no se habla del Pez sino del Tigre del Espejo. Otros entienden que antes de la invasión oiremos desde el fondo de los espejos el rumor de las armas.

Jorge Luis Borges / El Libro de los Seres Imaginarios.


Medidas

Marcos horizontales o verticales: 40×30 cms.

Obra impresa horizontal o vertical: 30×20 cms.


Especificaciones

Tintas: tipo Fine art.

Impresión: inyección a tinta, en Iris copiado fino, plotter Canon.

Papel: Algodón Libre de ácidos 300 grs.

Marco:  de plástico.


Todas las obras poseen un marco de plástico con vidrio y paspartú, solo hay dos copias en este formato de cada obra, y estoy vendiendo la primera serie de esta obra general, la 1 de 2 de cada una.