Mis objetos espirituales / Bodegón en tiempos de cuarentena